El oráculo

Los clásicos nunca pasan de moda porque las preguntas que plantean siempre son actuales. Central en "El hombre sin atributos" de Robert Musil, es el eterno conflicto entre científicos y humanistas. Según él, el problema podría resumirse como sigue: los científicos siempre reprocharán a los humanistas que sus ideas no son ciertas a lo que estos les replicarán que las suyas no son relevantes. 

 

En 1996 Kari Stefansson, und neurólogo (y científico) islandes, fundó la firma deCODE Genetics en Islandia. Sus contactos con el gobierno le proporcionaron acceso a las actas de los pacientes islandeses y con muestras orgánicas -que muchos de ellos proporcionaron voluntariamente- se decodificaron sus genomas.

 

Decir que Islandia es un pais interesantísimo para los genetistas por su particular historia; en el año 900, Celtas y Vikingos se establecieron allí y han permanecido, aislados del resto del mundo y sin mezclarse, prácticamente hasta el día de hoy.

 

DeCODE lanzó al mercado uno de los primeros tests genéticos personales. La empresa cuenta con el código genético de miles de islandeses. La idea prometía; encontrar los genes responsables de todo tipo de enfermedades y desarrollar los medicamentos específicos para tratarlas. Pronto se vió que la relación gen-enfermedad estaba bastante menos clara de lo que hubieses sido deseable y -peor aun- las posibilidades de desarrollar un tratamiento específico eran prácticamente nulas.


 

Hoy en día los tests genéticos sirven para poco más que para esto: saber que algunos de nuestros genes se diferencian de los de otras personas y que esto podría tener alguna relación con alguna de las cosas que nos pasan. Podría.

 

Steffersson -de pensamiento pragmático- ha sabido redirigir su empresa hacia el terreno del diagnóstico (los marcadores geneticos). Intenta convencer al gobierno islandes de la existencia de una obligación ética de conocer nuestro código genético. Por suerte el gobierno se sigue resistiendo.

Steffensson -dando ejemplo- contaba en una entrevista que él mismo constato, al repasar su código personal, que tenía un riesgo elevado de padecer esquizofrenia (entre otras enfermedades terroríficas). Todo quedó en un susto -por el momento- pero que a él le valió la pena.


Asumamoslo: la técnica hace tiempo que ha superado nuestra capacidad de interpretación.  Arroja datos que no sabemos interpretar (y mucho menos tratar) es decir que hoy por hoy no son relevantes y si hay algo que no es ético es querer sacar partido económico.


Cualquiera de nosotros es susceptible de padecer muchas enfermedades -y accidentes- pero este hecho no debería convertirse en nuestro timón.


Cuando uno consulta al oráculo puede ocurrirle como a Edipo que intentando huir de la profecía lo que hizo fue precipitar su cumplimiento.


El futuro es incierto por definición, y si tanto nos preocupa quizás es que algo falla en el presente.


Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    I. (domingo, 22 noviembre 2015 18:22)

    O profecía autocumplida.

  • #2

    Stephine Golub (jueves, 02 febrero 2017 20:10)


    An impressive share! I've just forwarded this onto a co-worker who has been doing a little homework on this. And he in fact ordered me dinner simply because I discovered it for him... lol. So let me reword this.... Thank YOU for the meal!! But yeah, thanks for spending time to talk about this matter here on your website.