La historia es poesia

1937: guerra civil en España y ascenso del partido nazi en Alemania.

 

Lo que sigue es conocido y hasta hace muy poco muchos creimos que los alemanes eran ejemplares con su Vergangenheitsverarbeitung;

 

ellos podían decir que habían aprendido del pasado.

 

80 años despues, parece ser que el único que estaba en lo cierto era Marc Twain cuando decía aquello de que la historia no se repetía pero rimaba.

 

2018: el AfD pasa a ser la tercera fuerza política del país y en Espana la nueva derecha se da cuenta que la antigua derecha lleva demasiado tiempo fingiendo ser de centro. Depronto todo esta claro, los problemas, como siempre, vienen de fuera, los traen los extranjeros, ya sean catalanes, latinos o refugiados.

 

Da que pensar que dos estrategias aparentemente tan distintas de confrontar el pasado (mantenerlo enterrado en el subconsciente geográfico de las cunetas o confrontarlo constantemente levantándole monumentos exhortatorios) acaben teniendo un resultado tan parecido.

 

 

Y es que la historia no esta escrita en prosa, como nos enseñaron, la historia es poesia.

 

La única duda que queda es si será preferible la rima de Twain,

pues ya se sabe, a veces vale más malo conocido....

 

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Ramón (lunes, 16 octubre 2017 20:44)

    Ayer estaba pensando en un tema muy próximo a una especie de repetición de la historia. Pensaba en las diferentes consecuencias que se siguen cuando, lo que renace es algo materia o alguna idea. Ver que hay, de nuevo, partidos que se creían desaparecidos, y que crecen, hace que me pregunte, si la causa ha sido la reaparición de situaciones materiales, o se debe más a ideologías. Hay culturas que consideran que la historia es cíclica, otra que es lineal con un principio y un final. Entre las del eterno retorno y las que hablan de una alfa a una omega, caben otras posturas. Sincronizar posturas resulta muy complicado.