Los mecanismos de defensa

Algunos forman parte de nuestro vocabulario común, otros no se entienden ni leyendo las definiciones.

Desplazamiento, disociación, formacion reactiva, negación, proyección, racionalización, regresión, sublimación, altruismo, identificación con el agresor, intelectualización...: son los mecanismos de defensa.
Los mecanismos de defensa (tambien llamados recursos y fuerzas internas, Braconnier 2010) son procesos psíquicos automáticos cuyo objetivo es proteger al individuo frente a la ansiedad y las amenazas de origen interno o externo.

El más famoso de ellos, el de la represión (de algo que no queremos o podemos aceptar), ya lo describía Nietschze en "Mas allá del bien y del mal":

 

“Yo he hecho eso”, dice mi memoria. “Yo no puedo haber hecho eso” –dice mi orgullo- y permanece inflexible. Al final, la memoria cede." 


Lo que Nietzsche llama memoria, equivaldría al "YO" de Freud, mi parte consciente y el orgullo -aquí- al "SUPERYO" lo que quiero o debo ser, mi "yo ideal".  El proceso durante el cual me deshago mentalmente de la responsabilidad sería el mecanismo de defensa propiamente dicho.


También de Nietschze es la frase:

"Tenemos el arte para no derrumbarnos ante la realidad",

que vendría a describir un mecanismo de defensa adaptativo; la sublimación,  la canalización de los miedos o traumas en energía creativa. Este mecanismo de defensa sería el responsable de que la humanidad haya podido "civilizarse".

Nietzsche, que se definía a sí mismo como "el primer psicólogo", ya adelantó muchos de los conceptos presentes en la teoría psicológica de Freud. Pero Freud, que era científico, aspiraba a que su teoría de la mente fuese algo mas que una teoría filosófica.

Conforme avanzaba en sus investigaciones llegó a la conclusión de que si quería profundizar en el estudio de las enfermedades psíquicas tendría que dejar el método científico (por el momento) un poco de lado, al no existir en su época métodos para medir ni las "histerias", ni los pensamientos, ni el subconsciente con objetividad.


Hoy en día la ciencia ha avanzado, pero estos métodos siguen sin existir.

Sin entrar en discusiones técnicas pienso que es importante saber que todas las técnicas de visualización del cerebro (RMf, PET, SPECT, DTI) siguen estando subordinadas a las hipótesis del científico.

Las hipótesis, y con ello el factor humano SUBJETIVO, siguen siendo el eje central del avance de la ciencia. 

 

Freud se dio cuenta de que si se limitaba a investigar aquello que podía ser demostrado científicamente sus resultados serían poco más que banales, así que decidió dedicarse al estudio fenomenológico y clínico de los trastornos psíquicos.

 

Hoy en día (en contra de lo que mucha gente cree) muchas de las ideas mas importantes de la teoría de Freud encuentran respaldo "científico" (otras no).

Así por ejemplo, gracias a las técnicas de imaginería cerebral sabemos que la mayoría de las decisiones que tomamos a lo largo del día no las tomamos de forma tan consciente/racional como creemos, lo cual respaldara el concepto del inconsciente, uno de los fundamentos de la teoría de Freud. El mismo lo formuló así:

 

"El yo ya no es amo en su propia casa»

Para entender los mecanismos de defensa puede ayudar una pequena descripción de la subdivisión de la mente que hizo Freud.

 

Yo, el  Ello y el superyo.

 

Estos conceptos son metáforas, no existen de forma diferenciada en el cerebro.

 

Simplificando se puede decir que el Ello es aquello de lo que no somos conscientes, o sea, la mayor parte de nuestra vida psíquica, nuestros instintos y los patrones de conducta aprendidos. Una de las estructuras cerebrales relacionadas con el ello sería la amígdala.

El Superyo equivaldría a la cultura y la moral, los "valores", almacenados en el cortex temporal.

Por último el Yo, cuya existencia es puesta en entredicho por algunos  neurocientíficos actuales y que es es quizás el más difícil de definir. El Yo es la parte de la psique/cerebro encargada de encontrar un equilibrio entre el ello y el superyo. Neuropsicologicamente hablando podria equipararse a las llamadas funciones ejecutivas, para las cuales el lóbulo prefrontral juega un papel clave. (Después de una psicoterapia efectiva aumenta la actividad en este lóbulo.) El Yo también está muy relacionado con el lenguaje, pues para ser plenamente conscientes de algo es necesario poder trasladarlo a palabras (u otros símbolos).

 

Cuanto mayor sea el equilibrio existente entre el Superyo (la moral) y el Ello (nuestras necesidades básicas o instintos), menor será la energía que el Yo tendrá que invertir en conseguir este equilibrio y mayor será por tanto su libertad de acción.

Y volviendo a los mecanismos de defensa, en el anexo del DSM-IV-R existe una propuesta diagnóstica que los divide en siete niveles, más o menos adaptativos o neuróticos.

 

Simplificando in extremis: dependiendo de qué mecanismos de defensa utilicemos estaríamos más o menos locos.

 

Ojo! esto siempre medido con el baremo de los manuales diagnósticos actuales y en la sociedad occidental. Si alguién está interesado en leer sobre estos niveles:

Los siete niveles de los mecanismos de defensa (DSM_IV-R).

 

Y finalmente un ejemplo concreto:

Situación: Me deja mi novio.

Posibles reacciones:

Nivel 1 de adaptación elevado: me dedico a escribir poemas (sublimación)

Nivel 2 de inhibiciones mentales (formación de reacciones): me enfado con mi madre (desplazamiento)

Nivel 3 menor de distorsión de la imagen: me intento autoconvencer de que la persona amada no valía la pena (devaluación)

Nivel 4 de encubrimiento: me autoconvenzo a mí mismo y a los demás de que no puede ser, de que en breve la persona cambiara de opinión y volverá a mis brazos (negación).

Nivel 5 mayor de distorsión de las imagenes: me refugio en un mundo de fantasías (fantasía autista)

Nivel 6 de acción: me dedico a destrozar todas las cosas que conservo de esa persona (acting out)

Nivel 7 de desequilibrio defensivo: me comporto como si nada, niego que esto haya sucedido, aparezco constantemete en la vida de esta persona...(negación psicótica)

 

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    llauisset (miércoles, 24 abril 2013 17:12)

    es verdad lo de RMf, PET, SPECT, DTI, sobre todo las de resonancia nuclear;la funcional, depende de muchos parámetros del ojo clínico y del estadístico, y las tractografías igual, las de medicina nuclear PET y SPECT, son más cuantitativas, pero sigues limitado a relacionar consumo de azucar (18FDG) con actividad...todo depende del modelo, como siempre...
    b7s