Biblioterapia

En mi opinión, todos los trastornos psíquicos (depresion, esquizofrenia, trastorno bipola, enfermedades psicosomáticas, etc) comparten una caracteristica que no es, como podría parecer lógico, la predominancia de sentimientos negativos. El síntoma común es más bien la no-integración de los sentimientos, tanto negativos como positivos o, dicho de otro modo, la falta de acceso a algunos de los sentimientos que le son propios al ser humano. El desequilibrio.

El gran problema, lo que lleva a nuestra psique a caer enferma, es el autodistanciamiento. La palabra alemana es -los alemanes son especialistas en matices- más precisa:  "Selbstentfremdung". Cuanto menor sea el acceso que tengamos a nuestra vida emocional, más obvios serán los síntomas.

La biblioterapia puede ser, para aquellos que disfruten leyendo, un complemento muy útil a la terapia, o incluso, en algunos casos, un sustituto.

El escritor fascina por su capacidad de traducir a palabras sentimientos que estaban presentes en nosotros de forma latente, no verbal. Como dice una expresión alemana; saben leernos directamente del alma.

Cómo podría entenderse de otro modo el poder de fascinación de una novela que describe minuciosamente la vida de una persona que pasa la mitad de su existencia en sanatorios y que lo mas interesante que parece haber hecho es mojar una magdalena en el té.

Además, gracias a su capacidad deconstructiva, los escritores redefinen los conceptos. Los conceptos son, como los diagnosticos, categorias creadas por el hombre y deben ser siempre objeto de sospecha y de discusión.

 

Theodor Weißenborn, en un texto introductorio a sus seminarios de literatura afirma: "La expresión poética de experiencias dolorosas puede provocar en el lector un sentimiento de identificación y ayudarle a alumbrar sus vivencias así como a comprender el origen y progreso de sus síntomas"

He aquí unos fragmentos escogidos:

 

Stefan Zweig. La impaciencia del corazón. Sobre la compasión:

" Hay dos clases de piedad, una débil y sentimental, que en realidad sólo es impaciencia del corazón para librarse lo antes posible de una penosa emoción ante una desgracia ajena, es una compasión que no es exactamente compasión, sino una defensa instintiva del alma frente al dolor ajeno, y la otra, la única que cuenta, es la compasión desprovista de lo sentimental, pero creativa, que sabe lo que quiere y está dispuesta a aguantar con paciencia y resignación hasta sus últimas fuerzas, e incluso más allá".

También de Zweig.  Sobre la rabia ciega, que nace de la frustración:

"Ella quería mostrarnos a todos que era una lisiada. Quería hacernos daño por una secreta sed de venganza que nace de la desesperación, azotarnos con su dolor, a nosotros, a los sanos, a falta de un Dios".

 

Descripción de Celine en "Viaje al fin de la noche" de una vieja huraña, del miedo al mundo:

" la vieja se había atrincherado contra todo exterior, como si el frio, lo horrible y la muerte sólo pudiesen venir de alla afuera y no de uno mismo.

De su interior no parecia tener miedo, parecia estar completamente segura de su razón, como si esta estuvierse garantizada para siempre y de esto no cupiese ninguna duda".


Otra vez Celine, sobre la muerte:

 

"La mayoria de la gente muere en el útimo momento, otros empiezan a morir mucho antes y se preparan durante veinte años para ello, a veces incluso más tiempo. Esos son los infelices"

 

 

Rilke. Los cuadernos de Malte Laurids Brigge.  Este pasaje me gusta mucho, pues describe muy bien una prototípica escena en la terapia de pareja. La real o temida infidelidad como el presunto momento en que una relación se desintegra:

" y al escribir mi drama, cómo erre. ¿Fui un necio y un suplantador que precisé de un tercero para contar el destino de dos personas que se hacen la vida imposible?

Cuán fácilmente caí en la trampa. Debería haber sabido que a ese tercero, que aparece en todas las vidas y literaturas, ese fantasma de tercero, que nunca ha existido, hay que negarlo. Pertenece a los pretextos de la naturaleza, siempre empeñada en desviar la atención de sus misterios mas profundos. Es el telón detras del cual sucede el drama. Es el ruido al principio del silencio sin voz del conflicto real. Uno quiere pensar que hasta ese momento ha sido demasiado difícil hablar de aquellos sobre los que gira el drama. El tercero, justamente por ser tan irreal, es otra cosa. Se le aguarda con impaciencia, no se ve el momento de que llegue, y una vez ahi, todo está bien. Pero... qué aburrimiento si se retrasa!, no ocurre nada sin él, todo se paraliza, aguarda, espera...  y ¿qué ocurriría si este estancamiento y espera permaneciesen?"

Proust. En busca del tiempo perdido. Sobre la mentira:

"...a tantas pruebas que corroboraban mi primera versión había preferido estúpidamente las simples afirmaciones de Albertine. ¿Por qué hube de creerla? La mentira es esencial para la Humanidad. Tal vez desempeñe en ella un papel tan importante como la búsqueda del placer y, por lo demás, va dirigida por dicha búsqueda. Se miente para proteger el placer propio o el honor, si la divulgación del placer es contraria al honor. Mentimos toda la vida incluso- o sobre todo o tal vez sólo- a los que nos aman."

 

Escribir comentario

Comentarios: 0