Sobre mí: Georgia Ribes Zankl

"Homo sum, humani nil a me alienum puto" (Humano soy, nada humano me es ajeno) Publius Terentius Afer.

 

"Sentimos que aún teniendo resueltas todas las cuestiones científicas no habremos siquiera rozado nuestros problemas vitales"

L. Wittgenstein

Georgia Ribes Zankl, psicologa
Georgia Ribes Zankl

 

Nací en 1977 en Miltenberg (padre español y madre alemana).

En el 2001 me licencié en psicología y me especialicé en neuropsicología (ISEP, Valencia). En el 2002 me trasladé a Berlín, con una beca del DAAD, con el fin de profundizar mis estudios en neuropsicología e iniciarme en la práctica clínica (Epilepsiezentrum KEH).

Soy neuropsicóloga clínica (GNP) y terapeuta sistémica (SG). Mis especialidad en terapia sistémica la cursé en el BIF (Berliner Institut für Familientherapie).

 

También soy traumaterapeuta certificada por el instituto Oliver Schubbe de Berlín.

 

He trabajado en diversos hospitales como neuropsicóloga y psicóloga clínica y mi experiencia abarca un amplio espectro, tanto en lo que respecta a la edad (infancia-senectud), al tipo de trastorno (psíquiátricos y neurológicos) como al marco (terapia individual, familiar y de pareja).

 

He trabajado de docente en diversos institutos neuropsicológicos de Alemania (Neuroraum), Austria (GNPÖ) y Suiza (Instituto de terapia sistémica Zurich).

 

En enero del 2019 se publicó mi primer libro, un proyecto común con el pintor Roberto Calvo, titulado "Psicopatologia infantil/Los soñadores".

 

En mi canal de you tube, hablo de temas interesantes relacionados con la psicología y hago entrevistas a gentes interesantes.

 

Una de las grandes ventajas, de la terapia sistémica es que no patologiza al individuo, es decir, la responsabilidad del cambio recae sobre él, la del problema se analiza primero contextualizándolo. 

 

El terapeuta sistémico conoce los diagnósticos actuales (CIE-11/DSM-5), pero los considera como una simplificación y tán solo una forma de dar nombre a los problemas psicológicos que llevan a una persona a buscar ayuda. Los diagnósticos no son entidades ontologicas sino en principio semánticas y la experiencia ha mostrado que estos no son siempre necesarios, que hay que tener en cuenta su potencial estigmatizante y alienante.

Más allá de mi formación académica, me siento muy influida por la filosofía existencialista. Pensadores como Kierkegaard, Schopenhauer o Cioran, escritores como Camus y cineastas como Bergman, Antonioni, von Trier, Lanthimos, Berlanga o Tarkovsky han influido mi forma de entender a las personas.

 

En mi trabajo integro elementos de diferentes corrientes; cognitivo-conductuales, analíticos y humanistas.