Sobre mí: Georgia Ribes Zankl

"Homo sum, humani nil a me alienum puto" (Humano soy, nada humano me es ajeno) Publius Terentius Afer.

Mis estudios

Georgia Ribes Zankl, psicologa
Georgia Ribes Zankl

 

 

 

Nací en 1977 en Miltenberg (padre español y madre alemana).

En el 2001 me licencié en psicología y me especialicé en neuropsicología (ISEP, Valencia). En el 2002 me trasladé a Berlín, con una beca del DAAD, con el fin de profundizar mis estudios en neuropsicología e iniciarme en la práctica clínica (Epilepsiezentrum KEH).

Estudios y experiencia Profesional

Desde el 2012 soy neuropsicóloga clínica (GNP) y terapeuta sistémica (SG). Mis especialidad en terapia sistémica la curse en el BIF (Berliner Institut für Familientherapie).

Soy traumaterapeuta certificada en el instituto Oliver Schubbe en Berlín.

He trabajado en diversos hospitales como neuropsicóloga y psicóloga clínica y mi experiencia abarca un amplio espectro, tanto en lo que respecta a la edad (infancia-senectud), al tipo de trastorno (psíquico y neurológico) como al marco (terapia individual, familiar y de pareja). Actualmete trabajo en la sección pediátrica del centro de epilepsias Berlin Brandenburgo.

 

A lo largo de mi carrera profesional he ido aprendiendo que para trabajar de modo satisfactorio con clientes/pacientes es necesario tener en cuenta tanto la vivencia subjetiva como el contexto familiar y social en el que estos se mueven. El estudio de la teoría sistémica me ha ayudado a desarrollar una visión global a la hora de entender y abordar los conflictos interpersonales.

 

Una de las grandes ventajas, en mi opinión, de la terapia sistémica es que no patologiza al individuo. El terapeuta sistémico conoce los diagnósticos actuales de la CIE-10, pero es consciente de que estos solo representan una perspectiva, a la hora de abordar los problemas psicológicos. La experiencia ha mostrado que estos no son siempre necesarios y que pueden estigmatizar y fomentan la sensación de "ser distinto".

Más allá de mi formación académica, me siento muy influida por la filosofía existencialista. Pensadores como Kierkegaard, Schopenhauer o Cioran, escritores como Camus y cineastas como Bergman, Antonioni, von Trier o Tarkovsky han influido mi forma de entender a las personas.

 

Además integro elementos de la corriente humanista fundada por Victor Frankl; la Logoterapia o terapia existencial.